Alternativas a la prisión


FASE JUDICIAL


SUSTITUCIÓN DE PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD

Se puede solicitar al Juez o Tribunal Sentenciador, antes de la ejecución de la pena, CUANDO LAS CIRCUNSTANCIAS del HECHO, SU CONDUCTA y, en particular, el ESFUERZO PARA REPARAR EL DAÑO, así lo aconsejen.

NO PUEDE TRATARSE DE REOS HABITUALES

Una persona es considerada reo habitual cuando haya sido condenada por 3 ó más delitos de los comprendidos en un mismo capítulo del Código Penal, en un plazo que no supere los 5 años,

¿CÓMO SE REALIZA LA SUSTITUCIÓN?

REGLAS DE CONDUCTA

Penas de prisión de hasta 1 año (de forma excepcional de hasta 2 años)

  • 1 semana de prisión por 2 arrestos de fin de semana.
  • 1 día de prisión por 2 cuotas multa.

Penas de arresto de fin de semana

  • 1 arresto de fin de semana por 4 cuotas multa.
  • 1 arresto de fin de semana por 2 jornadas de trabajo.

El juez podrá imponer además la observancia de una o varias de las obligaciones del artículo 83 del Código Penal.

Prohibición de acudir a determinado lugar, Prohibición de ausentarse sin autorización del Juez, Comparecer en el Juzgado cuando éste lo ordene, participar en Programas formativos, laborales, culturales, de educación vial, sexual, etc.

SUSPENSIÓN DE LA EJECUCIÓN DE LAS PENAS PRIVATIVAS DE LIBERTAD

GENÉRICA (art. 80 cp)

Podrá concederse a cualquiera, sin necesidad de más requisitos que los que siguen.

Requisitos:

– Haber delinquido por primera vez.

– Pena impuesta no superior a 2 años.

– Haber satisfecho las responsabilidades civiles.

Plazo de suspensión:

– Penas leves, de 3 meses a 1 año.

– Penas de hasta 2 años , de 2 a 5 años.

Condiciones:

– El reo no podrá delinquir durante el plazo de suspensión.

– Cuando la pena suspendida sea de prisión, el Juez podrá imponer además alguna regla de conducta (artículo 83 del cp).

DROGODEPENDIENTES (art. 87 cp)

Requisitos:

1.– Pena no superior a 3 años.

2.– Delito cometido a causa de su adicción.

3.– Certificación emitida por Centro homologado de que en ese momento se encuentra deshabituado o sometido a tratamiento de deshabituación.

4.– No ser reo habitual (condenado por 3 ó + delitos del mismo capítulo del cp en un plazo de hasta 5 años).

Plazo de suspensión:

3 a 5 años.

Condiciones:

1.– Que no delinca en el plazo señalado.

2.– Si está sometido a tratamiento de deshabituación, que no abandone el mismo.

CUMPLIMIENTO EN CENTRO DE DESHABITUACIÓN O CENTRO

EDUCATIVO ESPECIAL. Art. 182 Reglamento Penitenciario.

Los penados que estén clasificados en TERCER GRADO y necesiten tratamiento de deshabituación de su drogodependencia u otras adicciones, tienen la posibilidad de cumplir la condena en un Centro de Deshabituación. Con la solicitud, debemos presentar los siguientes documentos:

1.– Programa de Deshabituación del Centro de que se trate.

El centro se comprometerá a ACOGER AL PRESO y COMUNICAR A LA CÁRCEL CUALQUIER INCIDENCIA EN EL TRATAMIENTO.

2.– Consentimiento y compromiso expreso del interesado Para observar el régimen de vida propio de la entidad que lo va a acoger.

3.– Programa del seguimiento del preso, que deberá ser aprobado conjuntamente por LA CÁRCEL y EL CENTRO DE ACOGIDA. Dicho programa de seguimiento contendrá los controles que la Prisión establezca para el seguimiento de la persona, que deberán haber sido aceptados previamente por el mismo.

Si la clasificación en tercer grado es rápida, es posible cumplir la mayor parte de la condena fuera de la cárcel.

– GRADOS DE TRATAMIENTO –

En definitiva, no son más que la forma que tienen las prisiones de distinguir a las personas presas y tratarlas de diferente forma dependiendo de las características de cada una.

Cada preso tiene que estar clasificado en un grado de tratamiento, correspondiendo el primer grado al régimen cerrado, el segundo grado al régimen ordinario y el tercer grado al régimen abierto. No obstante, existe la posibilidad de que el régimen y el tratamiento se combinen de forma diferente, adaptándose al programa específico de tratamiento de cada persona.

CLASIFICACIÓN INICIAL EN TERCER GRADO. RÉGIMEN ABIERTO. Art. 101 a 103 R.P.

En el Régimen Abierto debe primar más la finalidad de inserción social que la seguridad y control, por lo que , en principio, los presos encuadrados en el mismo gozan de unos beneficios que el resto no posee. Para ello es imprescindible estar clasificado en tercer grado de tratamiento, es decir: no hay régimen abierto sin tercer grado.

Nada impide que la clasificación inicial sea en tercer grado, con lo cual desde el principio podrá disfrutar de este régimen penitenciario menos severo.

Código penal ( medidas decretadas por el Tribunal sentenciador ):

Suspensión de condena (art. 87): condicionada a finalizar tratamiento de rehabilitación
Medida de seguridad: sustitución de la pena de prisión por tratamiento en centro acreditado
Reglamento penitenciario (medidas decretadas por la Administración Penitenciaria): Art. 182. Tratamiento extra-penitenciario de reclusos que hayan delinquido a causa de su drogodependencia.

Anuncios

~ por amalro en mayo 8, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: