Informe PISA: otra vez calabazas

España sigue suspendiendo en Educación, según el último Informe PISA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, achaca los malos resultados al bajo nivel educativo de “décadas anteriores”.

Dicen que la experiencia es la madre de la ciencia. Pero pasan los años y los resultados de los alumnos españoles en esta disciplina no mejoran. Según el Informe PISA 2006 –que mide el nivel educativo de los alumnos de los países de la OCDE y que en esta edición se ha centrado en ciencia–, España se sitúa en el puesto 31 en conocimiento científico entre los estudiantes de 15 años, con un resultado medio sólo un punto por encima al obtenido hace tres años (488 puntos en 2006, frente a 487 en 2003) y por debajo de la media de la OCDE (491 puntos). Es decir, el estudio relega a España a un mediocre puesto 31 entre los 57 países que participan en el informe. Aunque mal de muchos consuelo de tontos, lo cierto es que grandes potencias como Estados Unidos, Rusia y Francia también se encuentran estancadas en esta materia.

Pero no sólo en ciencias suspenden los alumnos españoles. También retroceden en comprensión lectora –la que mide su capacidad para entender, usar y analizar textos que pueden encontrar tanto dentro como fuera de las aulas–. España obtiene 461 puntos, frente a los 492 de media de la OCDE, y ahora ocupa la posición 26, dos puestos más arriba que en 2003. Un dato “inquietante”, según Eric Charbonnier, uno de los responsables del informe, que aseguró que “es algo que hay que vigilar”. Al igual que España, también han visto rebajadas sus calificaciones en esta disciplina entre 2000 y 2006, Japón, Islandia, Noruega, Italia, Francia, Australia, Grecia y México.

En matemáticas, los resultados (480 puntos) también empeoran ligeramente respecto a 2003 (485 puntos). La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, describió la situación así: “Los alumnos españoles se desenvuelven positivamente en ciencias; de manera aceptable, aunque mejorable en matemáticas” y, tras constatar que la comprensión lectora ha bajado en la OCDE, añadió que esto es “un problema que merece toda la atención”. Según Cabrera, España se encuentra en los niveles educativos medios de la OCDE, por encima de su desarrollo económico y socio-cultural, pero “mejorables”, y definió la situación como “estabilizada”.

Finlandia continúa siendo el mejor sistema educativo de la OCDE y, tras él, se sitúan el de Hong Kong (China), Corea del Sur y Canadá. En el lado opuesto, los peores resultados globales son los de Kirguizistán, Qatar, Túnez y Azerbaiyán.

Por el buen camino
El objetivo del Informe PISA es obtener una fotografía fija del nivel de los alumnos de los países más desarrollados, que permita comparar unas naciones con otras y analizar su evolución. En esta tercera edición, han participado 57 países, veinte de los cuales no tomaron parte la vez anterior. El director del estudio y máximo responsable de educación de la OCDE, Andreas Schleicher, explica en una entrevista a EXPANSIÓN que, a pesar de los malos datos, la enseñanza en España se está guiando por los mismos patrones que los mejores sistemas educativos del mundo: “Existen dos factores que van unidos de la mano en los mejores sistemas educativos del mundo: ambicionan lo más alto para sus alumnos, y lo combinan con el acceso a las mejores prácticas profesionales en las escuelas, de forma que esto incentiva al profesorado a personalizar la enseñanza”.

Schleicher explica que, además, “todos aquellos países que obtuvieron buenos resultados en los últimos informes PISA lo hicieron en busca de una meta que consiste en capacitar a cada estudiante para que pueda alcanzar su potencial. Estos patrones son bastante similares a los que está buscando el Gobierno español, y nuestra experiencia sugiere que son mucho más efectivos para crear una cultura de esfuerzo que presionar y dirigir a los alumnos”.

Según el Ministerio de Educación, los resultados PISA 2006 aconsejan una reflexión sobre las fortalezas y debilidades del sistema educativo español: “La mejora del rendimiento de todos los alumnos y el mantenimiento de la equidad; el estímulo de la formación docente para que sea más eficaz y el esfuerzo educativo y del conjunto de la sociedad por la lecutra y la mejora de la comprensión lectora de los alumnos españoles”.

Guerra política
Todos achacan los malos resultados a las políticas educativas del pasado. PSOE y PP se enzarzaron ayer en una nueva guerra de dimes y diretes. Así, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que, pese a estos datos, “nuestro sistema educativo no ofrece un mal rendimiento”, y explicó que “el problema es que hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo fruto del país que teníamos”.

“¿Cuándo podremos establecer el reloj a cero comparativo?”, se preguntó el presidente. “Pues cuando haya una generación en España que haya tenido un porcentaje de educación más allá de la obligatoria igual que la europea, cuando haya habido una generación que en idiomas haya tenido lo que hace 20 años en Europa”, argumentó.

La secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del Partido Popular, Ana Pastor, se lamentó ayer de que “la mentalidad Logse haya hecho mella en el sistema educativo español, de forma que mientras el resto de países avanzan, España retrocede”. En su opinión, “sigue imperando el reino de la mediocridad porque una equidad basada en resultados mediocres es una falsa equidad, y, frente a ello, la mayoría de los españoles quieren un sistema basado en el mérito y en el esfuerzo algo que se puede conseguir, pero no con un gobierno del Partido Socialista”.

Castilla y León, y La Rioja, por delante
Los alumnos de Castilla y León y de La Rioja muestran un mejor rendimiento en ciencia –520 puntos– que el resto de comunidades autónomas y que la media nacional –488 puntos–. En matemáticas, La Rioja se ha colocado, con 526 puntos, muy cerca de Canadá, Suiza y Países Bajos. Le siguen Castilla y León y Navarra con 515 puntos. La media nacional son 480 puntos. En comprensión lectora, La Rioja vuelve a encabezar el ránking con 492 puntos. Pero en esta ocasión le sigue de cerca el País Vasco. Sorprende la buena posición de esta comunidad, en la que conviven dos lenguas y en la que hay una clara apuesta política por impulsar el euskera.

Sorprende igualmente que Cataluña no obtenga tan buenos resultados –477 puntos–. A las pruebas del informe sólo se han sometido voluntariamente diez comunidades. La secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, manifestó su “preocupación por las diferencias entre las comunidades autónomas” que han participado en el informe y concluyó que “se está rompiendo la cohesión” educativa en el país. “Una España de dos velocidades”, sentenció. Si se analizan los datos, parece que hay una España, la del Norte, con mejor rendimiento y otra, la del Sur, en la que la puntuación es claramente más baja.

(Expansión.com , economía y política por Ana Martínez)

Anuncios

~ por amalro en mayo 12, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: